9. Como se queman las grasas y 10 Dietas y régimen alimenticio

9. Como se queman las grasas y 10 Dietas y régimen alimenticio

  1. Como se queman las grasas

Quien quiere controlar, mantener o recuperar la línea es importante que sepa cómo se queman las grasas. El cuerpo humano produce energía quemando azúcares. Para tener una reserva de energía, almacena los azúcares como reserva transformándolos en grasas. Cuando nuestro cuerpo los necesite, los volverá a transformarlos en azúcares para quemarlos.
Para adelgazar debemos empujar nuestro cuerpo a transformar las grasas que almacena para transformarlos en azúcares.
Cuando nuestro cuerpo necesita energía puede utilizar dos sistemas diferentes, dependiendo de la prisa o si tiene tiempo, si necesita poca o mucha energía. Si nuestro físico necesita poca energía o si tiene prisa quemará los azúcares que tiene en la sangre y listos. Es decir, quemará lo que hemos comido en el último comida. Una vez terminado nuestro entrenamiento breve, pronto tendremos hambre y el que acabamos de quemar será pues reintegrado con nueve comida; esto se denomina metabolismo de los azúcares.
Cuando ejercitamos nuestro cuerpo y tiene necesidad de energía durante mucho rato, nuestro cuerpo comenzará a tomar las reservas de las grasas, transformándose en azúcares que serán quemados dejando invariada la cantidad de azúcares disponibles, sin que tengamos sensación de gran apetito. Este mecanismo se denomina metabolismo de los lípidos o las grasas, y se activa si caminamos como mínimo 15 minutos.
Si el esfuerzo es demasiado ligero el metabolismo del grasas NO se activa, y se queman sólo azúcares disponibles. Entonces, ¿cuál es la rapidez a la que se quema la mayor cantidad de azúcares? Con el “Talking Test”!!!

  1. Dietas y régimen alimenticio

Como es sabido, adelgazar no es fácil. Muchas veces después de haber perdido con dificultad algunos kilos los recuperamos rápidamente engordando más que antes. Llaman dietas yo-yo para que el peso del cuerpo continúa a subir y bajar y muchas veces subir mucho más de lo que baja.
La razón es sencilla: cuando comemos poco o nada nuestro cuerpo se da cuenta, y “ahorra” haciéndonos mover mucho más lento sin que nos demos cuenta, ahorrando energía. En pocas palabras: nosotros queremos adelgazar, haciendo dietas y regímenes que nos cuestan muchos esfuerzos de voluntad, y nuestro cuerpo nos boicotea haciéndonos ahorrar energías.
Solución? Combinar la dieta con una actividad física correcta. Si nosotros vamos a caminar a diario la dieta será mucho más efectiva y los resultados mucho más estables. Yendo a caminar controlamos el peso, haciendo un régimen alimenticio correcto, y perdemos peso. Combinando dieta y caminar nuestras conquistas de peso se hacen estables y las podremos mantener.
Un consejo muy útil, sobre todo para quien trabaja en la oficina: ir a caminar a la hora del almuerzo y luego comer una pequeña merienda cuando se acaba el entrenamiento.
Para seguir una dieta para adelgazar es aconsejable consultar a un especialista, dietista o nutricionista, o puede haber riesgo de caer en descompensaciones que a la larga obtendrán el efecto contrario.
Una regla casera que podemos utilizamos sin demasiados riesgos es comer de todo, pero reduciendo un poco las cantidades.
Otro consejo muy útil, que podemos mundo puede aplicar con facilidad: masticar pequeños trozos y degustar el placer. Es la boca nuestro pequeño laboratorio químico que analiza la calidad y la cantidad de lo que comemos, si lo hacemos lentamente damos el tiempo a nuestro cuerpo de darse cuenta de cuándo y cómo comemos: el resultado es que nos alimentamos mejor, degustamos muy más placer y el hambre se va antes. Se puede empezar a adelgazar sólo comiendo lentamente porque ayuda a reducir las cantidades. Pero lo importante es combinar siempre la alimentación correcta con el entrenamiento cotidiano: los resultados son garantizados.

 

Jordi Llopart, responsable del área deportiva Bluebonnet.

Comparte!Tweet about this on TwitterShare on Facebook